Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Diplomatura en Orientación Educativa: Asesoría Pedagógica en Educación Secundaria

La actividad está destinada a docentes con título habilitante para el ejercicio del rol y que acrediten desempeño en el cargo de Asesor/a Pedagógico/a y a estudiantes avanzados/as de Ciencias de la Educación que tengan competencia en el asesoramiento pedagógico de escuelas secundarias.

06 de abril de 2021, 10:06.

Diplomatura en Orientación Educativa: Asesoría Pedagógica en Educación Secundaria

Ampliar imagen


Desde el sábado 08 de mayo y hasta noviembre, por 3 sábados al mes, de 09:00 a 12:00, se desarrollará virtualmente la "Diplomatura en Orientación Educativa: Asesoría Pedagógica en Educación Secundaria". La actividad es organizada por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo, a través de su Secretaría de Extensión Universitaria.

La Orientación Educativa se plantea como una disciplina y una práctica interdisciplinaria, que tiene el objeto de facilitar y promover el desarrollo integral de los sujetos, para que se constituyan en seres transformadores de sí mismos y su entorno. Asume los principios de la intervención preventiva, desarrollo, promoción social y autonomía, a partir de diferentes modelos, según los contextos y necesidades. (Morchio, Diblasi y Uano, 2009; Molina Contreras, 2002).

Investigaciones y bibliografía regional latinoamericana, (Brunal, Vázquez y Mora, 2018; González Bello, 2012; Matas Terrón, 2007; Tovar Cortes, 2017) reconocen que la Orientación Educativa se centra en tres ejes de intervención: el psicológico, el social y el pedagógico. Es en este último donde se inserta el trabajo de los Asesores/as Pedagógicos/as en las instituciones educativas.

Asesorar supone ofrecer alternativas de acción para mejorar la realidad de la institución, a partir de un proceso sistemático de diagnóstico y análisis. El asesor debe centrar su tarea fundamentalmente en la reflexión para la toma de decisiones, con el objeto de producir cambios. “(…) se define como un acto de colaboración y ayuda e implica un trabajo entre pares que se encuentran en momentos diferentes de la evolución de su carrera”. (Harf y Azzerboni, 2015,125).

En la provincia de Mendoza, las escuelas secundarias orientadas y técnicas de gestión estatal, cuentan con un Servicio de Orientación ya constituido en cada institución, mientras que en las de educación permanente de jóvenes y adultos, se encuentran en proceso de consolidación. Dichos servicios están conformados por profesionales de distintas disciplinas que cubren las necesidades y problemáticas de los tres ejes antes mencionados. El/la asesor/a asume la tarea pedagógica en la institución.

La función específica dentro de este equipo es orientar a docentes y directivos/as en aspectos institucionales, curriculares y vinculares relacionados con el aprendizaje, la enseñanza y la vida de la institución.

Una de las particularidades que adquiere en la Educación Secundaria orientada y técnica es que sus tareas están reglamentadas por la resolución N°1311-DEByP-07. Desde ese año se establecen las funciones pertinentes para el rol de asesor/a pedagógico/a, que lo vinculan con la institución, con los equipos docentes, con el resto de los integrantes del servicio de orientación, con preceptores, estudiantes y familias.

La complejidad de la tarea, las problemáticas sociales, institucionales y de relaciones personales, requiere de actualización y perfeccionamiento constante por parte de los/las profesionales, mayores y mejores competencias para cumplir el rol.

La escuela secundaria ha cambiado su dinámica y hasta se cuestiona su función, el cambio se ha dado en los sujetos que ingresan a la misma, nativos digitales y pertenecientes a la nombrada “generación Z”, quienes tienen intereses distintos, otros modos de construir el conocimiento, diversas tipologías de familia y por tanto, otros valores. Para los/las jóvenes, el mundo está en las redes sociales y sus procesos de aprendizaje son diversos. En este año 2020 de emergencia sanitaria, los jóvenes han demostrado mayor plasticidad al manejo de medios tecnológicos pero también mayor dificultad para el trabajo autónomo y colaborativo. Estos cambios en el sujeto de aprendizaje están demandando a la escuela otros desafíos.

Los adultos que trabajan con estos/as adolescentes, de generaciones distintas, también vivencian cambios en sus matrices, en sus contextos y tratan de adaptarse a las realidades sociales actuales. Con la situación coyuntural de pandemia, ha sido necesario repensar el sistema educativo y los modelos educativos tradicionales, los modos de intervención. Estos entornos virtuales emergentes, ponen a los docentes en un rol distinto, indiscutiblemente rol de orientadores, guías, promotores del proceso de aprendizaje, y los interpela frente a la mediación de los contenidos.

Tal como dice Onrubia (2003), “la calidad de un entorno virtual de enseñanza y aprendizaje no está tanto en las herramientas técnicas de que dispone, en los materiales que incluye o en las actividades de aprendizaje que plantea a los alumnos considerados en sí mismos, cuanto en la manera en que esas herramientas, materiales y actividades se combinan y se ponen en juego para promover que alumnos y profesores se impliquen en unas u otras formas de actividad conjunta, y en la manera en que esas formas de actividad se organizan, combinan, secuencian y evolucionan a lo largo del proceso de enseñanza y aprendizaje, ofreciendo al profesor más o menos posibilidades de ajustar la ayuda a los alumnos “ (p. 85).

Ayudar al aprendizaje virtual no es simplemente presentar información, subir a las aulas virtuales documentos con formatos novedosos, es seguir de manera continua el proceso de aprendizaje que los estudiantes desarrollan, ofreciendo apoyos, acompañamiento y todos los soportes necesarios para la realización de las tareas en forma conjunta.

Desde el rol de asesor pedagógico, se plantea la necesidad de manejar diversidad de estrategias de enseñanza como los proyectos colaborativos, manejo de realidad aumentada, la realidad virtual, conocimiento de aulas heterogéneas y modelos de aulas invertidas, para orientar a los docentes.

Para acompañar el proceso de aprendizaje, es necesario crear un ciclo constante de reflexión-acción-revisión o de modificación, acerca del uso de las estrategias de enseñanza. En este sentido, el docente aprende sobre la enseñanza cuando planifica, toma decisiones, cuando pone en práctica su diseño y reflexiona sobre sus prácticas para reconstruir así sus próximas intervenciones (Anijovich y Mora, 2010).

Semejante es el planteo que hacen Area Moreira, Santana Bonilla y Sanabria Mesa (2020) cuando interpelan, diciendo que la escuela y por consiguiente los docentes, tendrán que “reinventarse o desaparecer”. La mayoría de los educadores vienen de una cultura sólida, una organización enciclopedista del currículo, de la pedagogía del transmitir, de aprender por recepción y hoy el ecosistema informático, la conexión en red, lleva a la escuela a asumir nuevos saberes y competencias para poder vivir en una sociedad que es cada vez más compleja. Expresan la necesidad de aprender de la experiencia, aprender creando, aprender desde la resolución de problemas. Y nos recuerdan que hoy los estudiantes son creadores de contenidos, que hay que pensar en reconstruir el currículo desde un pensamiento complejo, enfatizar en el sujeto del aprendizaje, entremezclar la educación formal con la no formal, educar al “Homo digitalls“ en saberes y valores democráticos.

Por otra parte, las diferentes gestiones políticas, y los ensayos para repensar una nueva escuela secundaria “2030”, ponen en tensión la gestión institucional y curricular de las mismas, sin ofrecer herramientas, especialmente a los/las profesionales dedicados al eje pedagógico de la Orientación.

Los saberes que componen esta Diplomatura sitúan aspectos relevantes para el análisis desde el cual pensar las relaciones entre la realidad actual y la cultura escolar, especialmente para quienes ya se encuentran insertos en el sistema educativo ejerciendo la función de asesorar.

La propuesta curricular se organiza por módulos (Orientación Educativa como marco al Asesoramiento Pedagógico, Gestión de Proyectos, Gestión Institucional, Gestión Curricular, Trabajo Interdisciplinario del SOE, El Asesor Pedagógico en la Gestión pública), que abordarán temáticas que permitan fortalecer la formación de origen de los profesionales que ocupan el rol de Asesor/a Pedagógico/a y, finalmente, un taller integrador de los saberes con la presentación del trabajo final para su acreditación.

Los objetivos de la actividad son ofrecer perfeccionamiento a lo/as asesore/as pedagógico/as en ejercicio que permita una mejora en su desempeño profesional; propiciar un espacio para la reflexión e investigación de las propias prácticas de asesoramiento pedagógico; promover un pensamiento estratégico y creativo para abordar las demandas y transformaciones propias de la educación del siglo XXI, y desarrollar competencias digitales necesarias para la realidad actual, desde el rol de asesor/a pedagógico/a.

El equipo Docente está integrado por la Prof. Esp. Norma Viviana Navarta, la Lic. Esp. Gabriela Inés González, la Prof. Esp. Silvina Curetti, la Mgter. Laura Lepez y la Lic. Vanina Cappelli.

Los Tutores Disciplinares son las profesoras Fernanda Cataldo,Valentina Venturella y Florencia Mercau. Los Tutores No Disciplinares, la Prof. Fernanda Cataldo y el Ctdor. Pablo Navarta.

La actividad está destinada a docentes con título habilitante para el ejercicio del rol y que acrediten desempeño en el cargo de Asesor/a Pedagógico/a y a estudiantes avanzados/as de Ciencias de la Educación que tengan competencia en el asesoramiento pedagógico de escuelas secundarias.

El arancel general es de 7 cuotas mensuales de $2.500. Para el público extranjero, es de 7 pagos mensuales de U$D 30. La inscripción on line se podrá efectuar a través del enlace http://ffylapps.uncu.edu.ar/ideas/extension/online Una vez inscripto/a en el sistema, usted podrá hacer click en el botón verde “Pagar en Mercado Pago”, que lo derivará para hacer efectiva la cancelación de la primera cuota. Una vez dentro del sistema de Mercado Pago, aparecen las siguientes opciones para abonar: a- Pagar con su cuenta de Mercado Pago; b- Pagar con tarjeta de débito o crédito. Realizado el pago, llegará a su correo-e el comprobante de registro del mismo.

Para mayor información, contactarse con diplomaturas@ffyl.uncu.edu.ar