Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

La FFyL despide a la profesora María Valeria Zorrilla

Las autoridades de la Facultad acompañan en su dolor a familiares y amigos. Valeria era la Directora del Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas J. C. Moyano, Docente de la FFyL UNCuyo e Investigadora del Centro de Investigaciones Ruinas de San Francisco, Área Fundacional. Aquí, compartimos las palabras de despedida de sus entrañables amigos.

11 de julio de 2021, 11:21.

La FFyL despide a la profesora María Valeria Zorrilla

Ampliar imagen


Palabras de la Dra. Paola Figueroa: 

Después de una dura batalla, hoy hemos perdido a un ser humano precioso. Compañera de tantos caminos, veladas, jornadas. Reflexiva y activa como pocas veces he visto. Coherente, sólida y generosa. Te abrazo amiga del alma. Gracias por tanto, ¡gracias por todo! Será hasta pronto. 

 

Palabras del Dr. Horacio Chiavazza:

Es casi imposible despedir de esta vida a quienes la sostenían diariamente como parte de su trabajo cotidiano. Valeria, mi entrañable amiga Vale, hoy me pone a escribir estas palabras por su muerte, la tristeza me invade. Pero en el mismo momento que este tremendo dolor por las ausencias quiere ensombrecerlo todo, los recuerdos me insolan hasta enceguecerme y dejarme ver solamente lo que siempre irradió:  “vida”.  Ahí recalo en recuerdos donde la complicidad con Valeria fue la de estar constantemente atentos a vivir intensamente; en la facultad, en un recóndito sitio arqueológico de la montaña o transitando las llanuras arenosas, excavando entre maquinarias en un pozo urbano o recorriendo el país y el extranjero en búsqueda de sitios arqueológicos y nuevas aventuras; compartidas además con un enorme equipo que la asimiló como a una hermana mayor siempre presente y muy querida. Desde que nos conocimos, hace 30 años, no claudicamos en militar la vida desde la política, la investigación, la gestión y la docencia. Es por esto que en su muerte todo conlleva a recuerdos que excluyentemente remiten vida. Valeria fue una de esas personas apasionadas en silencio, reflexiva y siempre activa, que en sus principales motivaciones siempre estaba “el otro…” al que siempre ayudó con su inteligencia y abnegada dedicación, con consejos y acciones. Fue una excelente compañera y muy responsable directora, queridísima docente, admirada investigadora y sobre todo incondicional amiga. Ninguna excusa de las que suelen inventarse, podrá suplir tu ausencia. Te quiero mucho querida Valeria.

 

 

El último adiós:

Para quienes deseen acompañar, el Sepelio será en cochería San Vicente, ubicada en San Martín sur al 1380.
Será de 14 a 16 horas. No se puede permanecer en la sala, recomiendan circular.