Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Se encuentra abierta la convocatoria para presentar artículos para el Dossier “Arte, Ciencia y Tecnología en la Argentina y América Latina: perspectivas situadas”. Editoras Asociadas: Dra. Jazmín Adler y Mgter. Nadia Martín (CONICET- UNTREF, Argentina)

2022
01
mar
23:00

Lugar: CUADERNOS DE HISTORIA DEL ARTE - INSTITUTO DE HISTORIA DEL ARTE - FACULTAD DE FILOSOFÍA y LETRAS


Cuadernos de Historia del Arte (CHA) N° 38, NE 13 ARTE, CIENCIA Y TECNOLOGÍA EN LA ARGENTINA Y AMÉRICA LATINA: PERSPECTIVAS SITUADAS

Agrega a tu Google Calendar


PROPUESTA DE DOSSIER

 

EDITORAS ASOCIADAS:
Dra. Jazmín Adler (CONICET- UNTREF, Argentina) 
Mgter. Nadia Martín (CONICET–UNTREF, Argentina)

En las últimas décadas, en parte impulsadas por los movimientos descoloniales y otras propuestas de deconstrucción crítica de la modernidad occidental, las producciones estéticas de nuestras latitudes han ganado terreno en los circuitos (productivos, expositivos y analíticos) internacionales del arte, renovando una antigua pregunta por las marcas identitarias de los movimientos estéticos locales y regionales, como así también acerca del lugar de lo marginal, lo emergente, lo alternativo y lo contrahegemónico en la agenda cultural global. Mucho se ha escrito ya sobre las estrategias desplegadas durante el siglo XX por el arte latinoamericano con el objetivo de sintetizar de forma selectiva e intencionada el encuentro con las culturas centrales. Fagocitación, hibridación, desvío, son sólo algunas de ellas. Sin embargo, han sido escasos -no así inexistentes- los intentos de abordar estas problemáticas considerando la especificidad que las mismas plantean en el campo de cruce entre el arte, la ciencia y la tecnología.

Dos hechos explican parcialmente tal área de vacancia. El primero de ellos es el relativo desinterés que los relatos canónicos del arte contemporáneo han demostrado respecto de las artes convocadas por los campos de la ciencia y la tecnología, cuyas prácticas frecuentemente cuestionan la noción de obra tradicional concebida como objeto único, físico y acabado. Como consecuencia de ello, en gran medida las artes tecnológicas han tendido a quedar relegadas de las narrativas hegemónicas del arte, y fueron así delineando una esfera con cierta autonomía, provista de  sus propios circuitos institucionales de producción creativa y teórica. El otro, es el desconocimiento que los relatos canónicos sobre las estéticas tecno-científicas globales frecuentemente han evidenciado hacia aquellas que son elaboradas en y desde nuestras latitudes. Sin embargo, una mirada atenta permite observar que han sido numerosos y muy significativos los proyectos locales y regionales que se interesaron por los saberes científicos y los dispositivos tecnológicos y mediáticos como tema, materia y herramienta de expresión.

Entre algunos de los proyectos pioneros producidos en la región cabe recordar, en el contexto argentino, el hidrocinetismo introducido por Gyula Kosice, las obras desarrolladas por el artista con gas neón y los primeros proyectos lumínicos  de Lucio Fontana. Unas décadas más tarde, Víctor Grippo y Luis Fernando Benedit incorporaron materiales orgánicos en una serie de propuestas que son consideradas trabajos pioneros en el campo del bioarte, en conjunto con otras piezas exhibidas en el marco del Centro de Arte y Comunciación (CAyC), como las obras por computadora que integraron la muestra Arte y Cibernética, en 1969. Junto con el CAyC, el Instituto Torcuato Di Tella se consagró como una institución precursora que también sentó las bases de los cruces en arte, ciencia y tecnología en el país, a través de un conjunto de exposiciones que dieron a conocer las experiencias de Marta Minujín, Margarita Paksa, David Lamelas y Lea Lublin, entre otros artistas. Hacia la misma época, solo por mencionar algunos ejemplos, Abraham Palatnik en Brasil, Carlos Montoya, Nahum Jöel y Juan Downey en Chile, Lorraine Pinto en México, Teresa Burga y Francesco Mariotti en Perú, y Enrique Careaga en Paraguay, asimismo investigaron las posibilidades estéticas proporcionadas por las tecnologías. Sobre todos ellos, y otros casos, es posible volver a contrapelo para construir una historiografía de la historia de las artes tecnológicas locales a través de perspectivas situadas en los cruces con los desarrollos tecnológicos, mediáticos y científicos.

Por otro lado, desde la difusión de Internet y las tecnologías digitales en los años noventa, y con los desarrollos más recientes en los ámbitos de la robótica, las inteligencias artificiales, las biotecnologías, el diseño paramétrico y la visualización de datos, entre otros, los nuevos parámetros de la experiencia creativa y perceptiva incitados por aquellos renuevan los intereses temáticos, conceptuales y materiales. En efecto, este hecho exige la revisión de las categorías y metodologías tradicionales del arte para su reconfiguración o reajuste a nuestra época; situación a la cual se agrega, en el ámbito local y regional, la tarea simultánea de considerar el acceso diferencial a los desarrollos científicos, técnicos y mediáticos producidos en los centros globales, lo que implica también advertir las discontinuidades o marcas en los imaginarios poéticos y políticos que se articulan en las obras. La recuperación de las memorias históricas, de las problemáticas políticas, sociales y culturales locales, o de los materiales, saberes y haceres tradicionales, impulsan también buena parte de las indagaciones de artistas emergentes; proyectos cuyo estudio requiere de la comprensión tanto de sus contextos productivos como de sus apuestas éticas y estéticas propias.

Así pues, este dossier invita a reflexionar acerca de las confluencias entre arte, ciencia y tecnología, situando las perspectivas de análisis en las coordenadas argentinas y latinoamericanas. Serán bienvenidos aportes que se interesen por las figuras principales (artistas, curadores, gestores, críticos e investigadores); las dinámicas institucionales y condicionamientos materiales y simbólicos que intervienen en su historia y su presente; las estrategias locales/regionales implementadas para participar del escenario global, pero también para criticar, desviar y reapropiarse de los programas extranjerizantes de cara a producir discursos propios y estéticas autónomas; circunstancias de acceso y disponibilidad tecnológica y científica; las cuestiones de clase, étnico-raciales y sexo-genéricas (y sus interseccionalidades); el problema de las perspectivas esencialistas en torno a la “latinoamericanidad” de las artes, entre otras.