Instituto de Filosofía

 

El 12 de Agosto de 1943, por Resolución Nº 3633, se creó el, así llamado, "Instituto de Filosofía y Disciplinas Auxiliares". Su fundación se realizó tomando en cuenta los criterios universitarios sustentados en las Bases de la Universidad Nacional de Cuyo, en cuyo art. I, inc. 29, dice: "los Institutos no son la prolongación de una o varias cátedras, sino la fuente de la enseñanza de las mismas".

Si bien es cierto que puede haber investigación sin universidad, sin embargo, no puede haber universidad sin investigación; por esto, la universidad es la institución destinada a organizar socialmente la elaboración de los nuevos conocimientos, la cual, es "la actividad más elevada y más genuina de la mente humana".


Su finalidad es:

Comprendido en el marco institucional de los ININTRA (Institutos Intrafacultades, según Ord. N° 072/2010-C.S.), el Instituto de Filosofía tiene como principal finalidad la investigación orientada a la promoción, formación y perfeccionamiento de los investigadores, con vistas a favorecer la generación y transferencia del conocimiento y la innovación, como así también, propiciar las actividades científicas relacionadas con los procesos de internacionalización.


¿Cómo está compuesto?

El Instituto de Filosofía está compuesto por docentes-investigadores, graduados de grado y/o postgrado, estudiantes de grado y/o postgrado (Miembros Plenos) y por toda persona física o jurídica que, relacionado con la temática del Instituto, solicite su incorporación al mismo (Miembros Asociados).

La gestión del Instituto de Filosofía está a cargo de una Comisión Directiva integrada por cinco (5) miembros: Director, dos (2) representantes de los docentes investigadores, un (1) representante de los graduados de grado y postgrado y un (1) representante de los estudiantes de grado y postgrado. Por otra parte, dependen del Instituto de Filosofía numerosos Centros de estudio relacionados con la temática del mismo.


Directora:

Dra. Mirtha Susana Rodríguez 

Subdirector:

Dr. Santiago Ramiro María Gelonch Villarino